miércoles, septiembre 27, 2006

Sabados y domingos por la mañana no me busquéis

Porque no me encontraréis. Apagaré el móvil, desconectaré el timbre de mi casa, descolgaré el portero automático porque... ¡VUELVEN EPI Y BLAS!.
Los héroes de mi infancia, que han superado las acusaciones de homosexualidad, que Epi ha superado su epoca de maldad total y absoluta... Y vuelven con todos sus amigos, Gustavo, Triky (quien ha dejado las galletas y se ha pasado a las verduras) y Koko. Por fin, habrá gente a quien ya no le supondrá un problema conceptos como "cerca y lejos", "arriba y abajo"; esa gente que se perdió esos capítulos y lo demuestran día tras días (de hecho, esa es una de mis frases favoritas: "tu te perdiste Barrio Sésamo cuando Koko explicó...").
Mi jefe aprenderá por fín a contar gracias al Conde Draco y se dará cuenta de que me paga una miseria...
En fin, que el sábado, esperaré con impaciencia el reestreno de este programa de televisión que llenó los días de mi infancia. ¿Aparecerá también Espinete y Chema, el panadero?.

1 comentario:

Hurón dijo...

Creo que confundes a Epi con Blas. A ver, el limón es Blas y la naranja es Epi. En la foto de la ficha policial el que sale es Blas, no Epi. A mi estos dos nunca me gustaron mucho. En cambio adoraba al conde Draco, que me enseño a querer a esos simpaticos animales tan denostados por el común de los mortales: los murcielaguitos. Mi tesina trató sobre "Ecolocalización y cómputo neural en Miniopterus schreibersii (Vespertilionidae, Quiroptera)", una especie de murciélago.