viernes, abril 28, 2006

El proyecto "Gran Simio" responde

Mucho ha sido lo que se ha venido escribiendo acerca del proyecto "Gran Simio" y de la posibilidad de que España se una a este proyecto mediante ley.
Desde muchos sitios se ha intentado quitarle importancia al asunto mediante la burla o, sencillamente, queriendo crear un estado de opinión contrario (léase, la iglesia católica).
Paco Cuéllar, del proyecto "Gran Simio" ha escrito un e-mail a Informativos Telecinco para aclarar y defender la postura de esta organización.

"Hace unos 150 años, los abolicionistas pedían derechos para los negros y los paletos de la época decían: ¡Qué barbaridad!, ¡derechos para los negros!, ¡y los derechos de los blancos!, ¡pero cuándo se ha visto que seamos iguales!, ¡cuándo se ha visto a un negro pintar la Capilla Sixtina o componer algo lejanamente similar a una ópera de Mozart o escribir el Quijote!".
"...Y respecto a las declaraciones de cierto arzobispo, aún estoy esperando que me presente un estudio que demuestre que el hombre comparte un solo gen, con Dios para afirmar que somos imagen y semejanza de él."
Y yo digo, ¿por qué únicamente a los simios?. Creo que deberíamos generalizarlo a cualquier especie animal.
El debate está servido.

1 comentario:

Miguel Ángel dijo...

La verdad es que el tema es de los que pueden crear polémica. A mí, personalmente, me da cierta rabia que los políticos (sean del color que sean) se entretengan con estos asuntos habiendo otros mucho más importantes.

No es que no quiera defender a los animales, no. Soy el primero que detendría a aquellos que abandonan animales, ya sean leones como hizo cierto domador medio masticado en nuestra ciudad (Badajoz) o sean perrillos en las cunetas. Y luego los azotaría en público. Pero, ¿nos vamos a preocupar por unos derechos esenciales de los grandes simios cuando no se respetan ni los derechos humanos en buena parte del globo?

Por no hablar de otros derechos que tenemos como españoles que son…

“ [35] el derecho al trabajo, a la libre elección de profesión u oficio, a la promoción a través del trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer sus necesidades y las de su familia[…]

[47] el derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas
pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación[...]”

A veces parece que nadie vela por estos derechos, para mí mucho más importantes que los de los grandes simios.

Siguiendo con el tema, estamos hablando de unos derechos que en aquellos países donde quedan grandes simios en libertad no se van a respetar, no nos engañemos. Y si les damos el derecho a la libertad a los que tenemos aquí no podremos tenerlos en los zoológicos, no? Y qué hacemos con ellos entonces, los soltamos en la Puerta del Sol con 100 euros en el bolsillo o los “repatriamos”. Si hacemos lo primero efectivamente los habremos equiparado a los seres humanos, pues no encontrarán trabajo ni vivienda digna, y tendrán que subsistir de la caridad o delinquir. Si los repatriamos sólo quedarían especimenes en esos países en los que seguro que no tendrían derechos. Pues a lo mejor no les hacemos ningún favor de ninguna de las maneras, no sé. Seguro que en esos países, por mucha vigilancia que haya, todavía se puede comprar una mano de gorila como amuleto.

Y una última cosa; que digo yo que si se les dan unos derechos fundamentales, también habría que darles unos deberes, no? Quid pro quo. Y a raíz de esto, si un simio hace algo malo, como morder en la oreja a alguien, qué hacemos con él, lo metemos en la cárcel después de un juicio justo, no?

En fin, si has llegado hasta aquí después de este rollo, te diré mi conclusión; No me parece mal que se les reconozcan estos derechos (vida, libertad, no ser torturados), ni creo que nos cueste nada, pero me jode que los políticos a los que les pagamos el sueldo se entretengan en tonterías que no llevan a nada. Como decía Ivá, “la filosofía es para cuando no se tiene hambre”…