lunes, diciembre 08, 2008

Bailando con lobos

Una vez estuvimos en Cabo Polonio nos acercarmos a una playa cuya principal atractivo turísitico es, y esto es para que Hurón se ponga verde de envidia, los lobos marinos.

Nada más llegar te das cuenta de porque se llaman lobos marinos, tienen un escandalo montado entre gritos y aullidos, aunque la verdad ese jaleo es de lo más simpático.

Pudimos estar a poco más de 10 metros de una colonia de lobos marinos y, la verdad, es una experiencia única.



6 comentarios:

anthea dijo...

no solo huron a mi tambien me da envidiaaaaaaaa

RONALDO dijo...

y no vieron a algún tiburón blanco por ahi?

Dhouard dijo...

Je, je. Me parece que los tiburones blancos sólo se mueven por las piscinas bolivianas. :-D

alcaper dijo...

Juer macho, vaya viajecito que te estás pegando.

Dhouard dijo...

Pero, por desgracia, ya se me acaba. La verdad es que tengo ya un poco de ganas de estar tumbado en el sofá con una cervecita fría en la mano...

Hurón dijo...

He descubierto en mí mismo, tonalidades del verde que no sabía que existían. ¡Qué envidia tío!