sábado, noviembre 29, 2008

Ya me puedo morir tranquilo

Se dice en Bolivia que nadie muere tranquilo si antes no ha probado el achachairú. Un fruto dulce y ácido que se obtiene de un arbusto tropical. Está realmente buenísimo.

Ronaldo, unos de los chicos de CEPAD, la fundación con la que trabajamos en Bolivia nos cuenta que su abuelo, cuando escuchó que Ernest Hemmingway había muerto comentó: "Que pena. Ha muerto sin probar el achachairú".


6 comentarios:

anthea dijo...

bu, dulce y acido como la naranja, paso, o es dulce o no va conmigo, jeje.

Hurón dijo...

Tienes que traerme uno, tío, que noto un dolor en el pecho y no vaya a ser que...

alcaper dijo...

Ni se te ocurra morirte todavía!! Antes tienes que tener un hijo para que te vea con ojeras y dolor de espalda, jiajia.

Dhouard dijo...

Pues tengo 3 en la nevera del hotel, pero no creo que lleguen a España.

Alcaper, por fín te dignas a decirme algo, je,je. Aunque sea para darme tus "buenos deseos".

Esmeralda dijo...

Buenísismos! Cómo se te ocurre olvidarlos en la nevera del hotel de Santa Cruz...

RONALDO dijo...

Eso es una excusa pa' volver che! Bienvenidos siempre!